LAS NEREIDAS:DULCES NINFAS DE LAS OLAS
Introduce aquí el subtítular

LAS NEREIDAS:DULCES NINFAS DE LAS OLAS

En la mitología griega, las Nereidas (en griego antiguo ???e?de? Nêreídes o ?????de? Nêrêídes, en singular ???e?? Nêreís o ?????? Nêrêís, de ??e?? néein, 'nadar') eran las cincuenta hijas de la ninfa Dóride y del rey Nereo, el profético anciano del mar que, según la Ilíada de Homero, podía cambiar de forma.

En este caso son amables y benefactoras ayudantes de la diosa Tetis, quien no deja de ser una más entre las nereidas.

Estas divinidades marinas de gran belleza y vida aristocrática se aparecen a los hombres del mar montadas en delfines y otros animales marinos.

Las Nereidas era pues el nombre colectivo de las cincuenta hijas de Nereo y de Doris. Se las consideraba ninfas del mar, y como tales vivían en las profundidades del océano. Emergían a la superficie para ayudar a marineros que surcaban los mares. Generalmente aparecen como espectadoras y no actrices; por ejemplo de las tropelías de Circe, del rapto de Europa... pero a veces intervienen activamente; así lo hacen con los Argonautas, frente a la amenaza de Escila, Caribdis y las Rocas errantes, tomando en vilo su barco y correteando con él como chiquillas que jugaran a la pelota en una playa... También en el castigo de Andrómeda, cuando airadas porque su madre la comparó con ellas en belleza, exigieron su muerte por el monstruo Glaucetes = el cetáceo azul, que menos mal que llegó Perseo, lo mató y las aplacó.

Los griegos las adoraban en altares en las orillas de mares y acantilados, donde se les ofrendaba leche, aceite y miel.Aparecen en muchos mitos griegos y en más de una ocasión consintieron en unirse a los mortales, de cuyas relaciones nacieron algunos de los más afamados héroes.

Representaban todo aquello que hubiese de hermoso y amable en el mar, personifican la alegría en el mar. Cantaban con voz melodiosa y bailaban alrededor de su padre. Se las representa coronadas por ramas de coral y portando el tridente de Poseidón, de cuyo séquito formaban parte.

Representan además las olas que golpean la costa en todas sus formas, desde las calmas a las más furiosas y grandes. Formaban parte del séquito de Poseidón, montadas en delfines, hipocampos y otros monstruos marinos. Se las representaba como a las sirenas modernas (mujeres con cola de pez); a diferencia de las sirenas clásicas que eran mitad mujer y mitad ave.

La riqueza de la mitología griega abunda en contradicciones, interpretaciones y arreglos. Las propias nereidas afirman en otros relatos ser primas de las fórcides y de las harpías, pues su genealogía tiene lugares de encuentro y, al cabo, todas provienen de la unión de Ponto, el dios antiguo, con la Madre Tierra, de quien él mismo había nacido.

Con posterioridad, las nereidas fueron consideradas como seres elementales, junto a los gnomos, los silfos y las salamandras, es decir, como energías vinculadas al elemento agua. Esta creencia fue difundida en el siglo XVI por el alquimista suizo Paracelso, quien dfendía que estas criaturas estaban a medio camino entre los espíritus y los hombres, y poseían características de ambos, por lo que gozaban de la impalpabilidad de los espíritus y de la tangibilidad de los humanos.

Uno de los mayores caprichos del dios Zeus fue la nereida Tetis, pero nunca se atrevió a seducirla porque las parcas habían profetizado que cualquier hijo de Tetis llegaría a ser más poderoso que su padre, de modo que decidió unirla con un mortal y eligió al rey Peleo como esposo. Entonces ordenó al centauro Quirón que preparase el encuentro entre Peleo y la nereida. Quirón sabía que la unión con un mortal disgustaría a Tetis, así que ocultó a Peleo tras unos matorrales cercanos a la cueva de Tetis y, en cuanto la joven se quedó dormida, Peleo entró y la hizo suya. Al principio Tetis se resistió con fiereza, convirtiéndose sucesivamente en fuego, agua, león y serpiente, pero tanta fue la insistencia de Peleo y tan bien resistió la lucha de la nereida, que al final ésta cedió a su capricho, se le entregó sin condiciones y hasta consintió en tomarlo por esposo. De la unión de hambos nacería el famoso Aquiles.

Un famoso poema de la antigua Grecia: "Helena y Tetis", de Alceo de Mitelene reza:

Es fama, Helena, que la amarga ruina
a Príamo y a sus hijos les sobrevino
por tu culpa y Zeus arrasó con fuego
la santa Troya.
Cuan distinta era aquella doncella gentil
que el Eácida tomó del hogar de Nereo,
invitando a su boda a todos los dioses
al conducirla
a casa de Quirón. La joven esposa
soltó su cinto virginal. Y unió el amor
a Peleo y la mejor de las Nereidas.
Y ella, al año
le dio a luz un hijo, héroe supremo,
feliz conductor de sus bayos corceles;
mientras que por culpa de Helena murieron
Troya y los frigios.Alceo de Mitelene, incluido en Antología de la poesía lírica griega (siglos VII-IV aec)

Entre las más célebres se encuentran también: Galatea (amante de Acis y deseada por el cíclope Polifemo) y Anfítrite (mujer del poderoso Poseidón).

Las nereidas y las oceánides son muchas veces confundidas; las primeras son ninfas del mar, las costas y las islas; eran para la imaginación griega las diosas de las olas. Las segundas son diosas menores (ninfas) de las las aguas dulces que fluyen; son diosas de las fuentes, los lagos y estanques; el número de oceánides llegaba a tres mil y eran hermanas de los dioses de los ríos (otros tres mil dioses de los ríos). Entre las más famosas oceánides tenemos a Doris (madre de la Nereidas); Clímene o Asia (esposa de Japeto y madre de: Atlas, Prometeo, Epimeteo y Menecio) y Dione (a quien se le atribuye la maternidad de Afrodita con Zeus)

Diferentes autores les han dado nombres distintos a las cincuenta Nereidas; para los cuatro autores clásicos estas son sus versiones:

Según los autores

Apolodoro

Hesiodo

Homero

Higino

Significado y/o mito

1

Actaea

Actaea

Actaea

Actaea

Orilla del mar

2

Ágave

Ágave

Ágave

Ágave

La ilustre ola

3

Amatea

Amatea

Cuidadora de peces

4

Anfínome

Anfínome

Rodeada de algas

5

Anfítoe

Anfítoe

La que corre veloz

6

Anfítrite

Anfítrite

La mas grande ola / Mar en calma / Esposa de Poseidón

7

Apseudes

Apseudes

La que nunca miente

8

Aretusa

Violenta (1) / amada de Poseidón, madre de Abante, Rey de Eubea (una isla griega)

9

Asia

(2)

10

Autónoe

Autónoe

Libre de mente / autónoma

11

Beroe

La de los pozos / Raptada por Zeus fue llevada a Libano donde fundo Beritos = Beirut

12

Calianasa

Calianasa

Reina hermosa

13

Calianira

Cabellos atados

14

Calipso

La oculta, amante de Odiseo (3)

15

Ceto

La de monstruos marinos (4)

16

Cídipe

Escarlata (5)

17

Cimatolege

La ola final /en algunas versiones una hija de Anfitrite y Poseidón, una gigantesca ola (Tsunami)

18

Cimo

Cimo

Diosa de las olas

19

Cimódoce

Cimódoce

Cimódoce

La que calma las olas

20

Cimótoe

Cimótoe

Cimótoe

Cimótoe

Quién activa las olas

21

Clio / Clitia

Bella voz / Girasol / Una amada de Apolo, despreciada por el dios se volvió un Girasol (6)

22

Clímene

Clímene

Famosa (2) / en la obra de Garcilaso de la Vega narra la historia de Venus y Adonis

23

Cranto

Poderosa

24

Creneis

La fuerte

25

Deyopea

Ninfa prometida por Hera a Eolo como esposa

26

Dero

Rica / Abundante

27

Dexámene

Dexámene

Fuerza en su mano derecha

28

Dione

La Divina / Se le atribuye la maternidad Afrodita con Zeus

29

Doris

Doris

Doris

Generosidad / Una oceanide esposa de Nereo y madre de las Nereidas y de Nerites

30

Doto

Doto

Doto

Doto

La que entrega

31

Drimo

Perforadora

32

Dinámene

Dinámene

Dinámene

Dinámene

La enérgica / narra en la obra de Garcilaso de la Vega la historia de Apolo y Dafne

33

Éfira

Es una náyade que dio agua a la ciudad de Corinto

34

Erato

Erato

La bella / La que despierta

35

Espeo

Espeo

Espeo

Espeo

La de las cuevas marinas

36

Eucrante

Eucrante

De la pesca exitosa

37

Eudora

Eudora

Que da buenos regalos

38

Eulímene

Eulímene

La de buenos cielos para viajar

39

Eumolpe

Bello canto

40

Eunice

Eunice

La que concede victoria

41

Eurídice

Amada de Orfeo, quien la busca tras su muerte en el reino de Hades

42

Eupompa

Buena procesión

43

Evágora

Evágora

Elocuente

44

Éyone

Éyone

La que habita las playas

45

Evarne

La buena madre

46

Ferusa

Ferusa

Ferusa

Ferusa

La que rescata y trae alegría

47

Filodoce

La de cabellos dorados / en la obra de Garcilaso de la Vega narra la historia de Orfeo y Euridice

48

Galatea

Galatea

Galatea

Galatea

Espuma de mar / Blanca Leche / Amada

del cíclope Polifemo

49

Galene

Mares en calma

50

Glauce

Glauce

Glauce

Las de las aguas azules / Una de las ninfas que cuidó al infante Zeus

51

Glaucónome

Glaucónome

La de mares verdes o grices

52

Halia,

Halia

Halia

Mar / Salmuera / Madre de Rodas con Poseidón (7)

53

Halimede

Halimede

Señora de la Salmuera / La de buen consejo

54

Hipónoe

Hipónoe

Libre como yegua (olas libres)

55

Hipótoe

Hipótoe

Rápida como caballo (de olas rápidas)

56

Janta / Xantho

Aguas doradas

57

Laomedea

Reina de las piedras

58

Leágora

Quien monta los cardúmenes de peces

59

Leucótoe

Incienso / Una amada de Apolo (6)

60

Ligeia

Clara y aguda voz, era también el nombre de una sirena

61

Limnorea

Limnorea

De las marismas

62

Licorias

Dorada cabellera

63

Lisianasa

Lisianasa

Redentora / amada de Poseidón, tuvieron un hijo llamado Busiris que fue un rey tirano en Egipto y

muerto luego por Heracles

64

Mélite

Mélite

Mélite

Mélite

Dulce miel

65

Menipe

Une mar y cielo

66

Mera / Maira

Mera / Maira

Maravillosa

67

Nausítoe

Rápidos viajes

68

Nemertes

Nemertes

Nemertes

La de sabios consejos

69

Neomerís

Nueva en el mar

70

Nesea

Nesea / Neso

Nesea

Nesea

Diosa de las islas / Nise para Garcilaso de la Vega narra la historia de Elisa y Demoroso

72

Opis

Fecunda

73

Oritía

Oritía

Furia del mar

74

Pánopea

Pánopea

Pánopea

Pánopea

La que abre el mar / Panorama

75

Pasítea

Todo lo divino / la que llama al cielo

76

Plexaura

Olas arremolinadas

Ploto

Empuja las Velas

77

Polínome

La pastora de peces

78

Pontomedusa

Reina del mar

79

Pontoporea

Cruza los mares

80

Polínoe

Rica de espíritu

81

Prónoe

La que provee recuerdos

82

Proto

Proto

Proto

Proto

La primera

83

Protomedea

Primera reina

84

Psámate

Diosa de la arena

85

Sao

Sao

Ola segura

86

Telea / Talia

Telea / Talia

Mar floreciente

87

Temisto

La que llama la lluvia

88

Tetis

Tetis

La que genera olas / La creadora / Madre de Aquiles con Peleo (8)

89

Toa

Toe

Tao

Viaja sobre las olas

90

Yera

Yera

Ninfa

91

Yanasa

Yanasa

Protectora

92

Yanira

Yanira

Yanira

La fiel / De un solo amor

Aretusa es también el nombre de una Hesperides, una náyade y una hija de un dios del río. Como Ninfa/Náyade fue perseguida por el dios del río Alfeo, escapa por una grieta hasta el inframundo volviendo a salir en la isla Ortigia. ella le dice a Demeter que su hija esta con Hades. Al final Alfeo la alcanzó y la hizo suya.

Asia y Climene son sinónimos en los mitos, ella es la esposa del Titan Japeto, madre de Prometeo, Epimeteo, Menecio y Atlas; forma también parte de las listas de las oceánides

Calipso figura como una Oceánide, una Nereida, y como una hija del Titan Atlas

Ceto, hija de Ponto y Gea, madre de los monstruos marinos.

Cídipe, hubo varios personajes con igual nombre; en la mayoría se trataban de historias de amores y traiciones; promesas hechas e incumplidas. Como Nereida Cídipe fue una amiga de Cirere; una amada de Apolo, quien tuvo al dios pastor Aristeo (dios de las abejas), Aristeo pretendió a Cídipe, pero fallo en sus intentos.

Clitia y su hermana Leucótoe se disputaron los amores de Apolo; a final ambas perdieron; Leucótoe muere enterrada por orden su su padre y Clitia se transformó en girasol por el rechazo de Apolo. Clio es nombre de una de las musas. Hay una variante de Leucótea, la reina Ino (hermana de Semele, amante de Zeus y madre de Dioniso). Ella y su familia cuidaron al hijo de su hermana Semele, el niño Dioniso, en castigo Hera enloqueció a su familia, y su esposo mató a todos sus hijos antes de suicidarse; Ino huyó con su hijo Melicertes en sus brazos y saltó al mar; los dioses los transformaron deidades del mar: Leucótea (la diosa blanca / de las costas / espuma marima) y Palemón (dios de los puertos); quienes ayudan a los marineros a llegar a buen puerto.

Halia se la hace hija de Ponto y Talasa; hermana de los Telquines. Con Poseidón tuvo una hija, Rodo y seis hijos más. Estos últimos osaron insultar a Afrodita, que en venganza hizo que enloquecieran y violaran a su madre. Al ver a su amada tan ultrajada, Poseidón hundió a los culpables bajo tierra, donde se convirtieron en demonios. El mito de Halia se entremezcla con el de Leucotea muchas veces, uniendo en una a ambas diosas. Rodo se volvió una amada del dios Sol y por ello en Rodas (la isla de la ninfa) se construyo el Coloso de Rodas.

Tetis es también una titanida (hija de Gea y Urano), esposa del titan Océano, madre de las oceánides (diosas de las fuentes, lagos, lagunas) y los dioses de los ríos, cuyo número de hijos llegaba a tres mil (3000)

Las Nereidas en las Artes

Están, por supuesto, en la poesía griega donde se cuenta todo lo dicho, desde Homero hasta Apolonio de Rodas; y en la latina, cuando elabora las mismas leyendas, como en los versos de Virgilio u Ovidio, o cuando, como en Propercio , las hace convierte en decorado y claqué de sus propias victorias navales. Y también en la poesía arcádica y la novela pastoril del Renacimiento pululan esquivas Galateas, como la más dura que el mármol a mis quejas de Garcilaso; y son también Garcilaso y Camões los que aclimatan como Ninfas del Tajo a Clímene la renombrada, Filódoce la recogehojitas, Dinámene la poderosa y Nise la isleña. Incluso en el delicioso cuentecillo de la bella y la bestia se reproducen los amores de Galatea y el Cíclope. Shakespeare recuerda cómo se disfrazaban de Nereidas las damas de Cleopatra, y E. A. Poe hace intervenir en su Al Araaf a una inquietante Nesace.

En la pintura griega y en la renacentista se las representa frecuentemente como cortejo de Anfitrite o Tetis en sus bodas, de Europa raptada o de los coqueteos o el triunfo de Galatea, como el maravilloso pintado por Rafael

"... En el arte, sus figuras abundan desde las palabras de Homero a las de Allan Poe, y desde los pinceles de Rafael hasta el cincel de Lola Mora. Hermosas, jóvenes y encantadoras, las nereidas siempre fueron un símbolo de la gracia y la belleza. Algunas historias..."

Las representaciones gráficas de las nereidas son en gran número en las obras del arte griego, como vasos, objetos de barro cocido, frescos, mármoles, bronces, joyas, monedas, piedras grabadas, sarcófagos, etcétera. Son raras las figuras aisladas. Las estatuas que han llegado hasta nuestros tiempos parece que primitivamente formaron parte de conjuntos de ellas.

La Fuente de las Nereidas

Fuente las NereidasEl verdadero sentido de esta escultura se relaciona con la creación del ideal de belleza femenina, correlativo al resurgir de la idealización platónica, que aunque inalcanzable en la naturaleza concreta de lo humano, es perfectamente definible como una idea espiritual y como el ensueño de los ideales renacentistas.

La belleza ideal inmersa en los tres elementos de la materialidad, con una gran armonía y unidad con la tierra, el agua y el aire. No obstante, como ocurre en otras muchas obras del Renacimiento, tiene un oculto sentido iconográfico cristiano relacionándolo con el renacer de la vida del cristiano mediante el bautismo.

La obra, inaugurada en 1903, fue criticada por los desnudos que presentaba. Está esculpida en mármol de Carrara y representa el mítico nacimiento de Venus surgiendo de una valva marina junto a un séquito de nereidas.

La autora, cuyo nombre completo era Dolores Mora de Hernández, nació en 1877 y falleció en 1936.