EL SORPRENDENTE DISCO DE FESTOS
Introduce aquí el subtítular

EL SORPRENDENTE DISCO DE FESTOS

Lic.Miguel Angel García Alzugaray

El Sorprendente Disco de Festos podría ser un antiguo himno a Astarté, diosa del amor y de la guerra

Uno de los más desconcertantes misterios de la arqueología es un enigmático disco de arcilla hallado entre las ruinas de un antiguo palacio minoico. Un lingüista afirma ahora que una diosa podría ser la clave para descifrar el código del Disco de Festos.

Este impresionante objeto fue hallado en 1908 en el Palacio de Festos, Creta, en un pequeño vano rectangular entre montones de cerámica. Su descubridor fue el arqueólogo italiano Luigi Pernier. Se trata de un disco plano de arcilla cocida. Un texto en espiral, visible en ambas caras, recorre su superficie desde el borde exterior hacia el centro. Doscientos cuarenta y dos signos impresos mediante cuarenta y cinco punzones diversos, que hasta el momento no habían podido ser descifrados.

Lo característico es que cada signo se inscribía por separado en la arcilla blanda mediante la utilización de tipos. Se trata del único que se conserva con estas características en todo el mundo antiguo, un hecho tan sorprendente que parte de la comunidad científica mantiene reservas sobre su autenticidad.

Después de su descubrimiento, más de un centenar de posibles traducciones del disco de Festos se han publicado, pero ninguna de ellas ha sido admitida totalmente por los expertos.

Aunque la mayor parte no duda del descubrimiento de Pernier, algunos investigadores consideran que este descubrimiento se trató de un absoluto fraude. La oposición más firme es la de Jerome M. Eisenberg, quien escribió en 2006 un tajante y minucioso artículo para la revista Minerva titulado "El disco de Festos: ¿cien años de fraude?", en el que defendía que el disco había sido creado en el siglo XX únicamente para gloria de unos investigadores que no deberían hacerse llamar como tal.

Sin embargo, Gareth Owens afirma haber resuelto parcialmente este enorme enigma arqueológico.

"Es lo más parecido a una Piedra de la Rosetta minoica que se conoce", ha afirmado Gareth Owens.

Louis Godart, haciendo referencia al halo de misterio e incertidumbre que rodea al disco de Festos, escribió: "Nadie puede descifrar un texto de tan sólo 242 signos si no posee ninguna base firme a propósito del mismo texto y del mensaje que contiene. Junto a la fascinación que ejerce, el disco, por ahora, está condenado a guardar celosamente su misterio".

Las claves para conocer su significado habrían sido descubiertas por él (experto en lenguaje minoico) y por John Coleman (profesor de Fonética en la Universidad de Oxford). También han contado con la ayuda de Christophoros Charalambakis, (profesor de Lingüística en la Universidad de Atenas y maestro del propio Gareth Owens).

El Dr. Gareth Owens, lingüista y coordinador del programa Erasmus y miembro del Instituto Tecnológico Educacional (ITE) de Creta, lleva tiempo trabajando para descifrar los sistemas de escritura Lineal A y Lineal B, propios de la antigua Grecia y la civilización minoica. En los últimos años, ha logrado descubrir el significado de algunas palabras clave y el sentido general del mensaje que contiene.

Owens examinó diversas secuencias de signos halladas en tres secciones de una de las caras del disco. En ellas se lee I-QE-KU-RJA, que significa "gran señora trascendente", mientras que en la otra cara, identificó la palabra AKKA, que significa "madre embarazada" . Partiendo de estos datos, Owens interpreta que el disco de Festos es una oración a la diosa madre de la época minoica.

En declaraciones realizadas a la web griega de noticias Iefimerida, Owens afirma que un nuevo análisis de la inscripción sugiere que la expresión 'diosa embarazada' podría referirse a Astarté, diosa de la fertilidad, la sexualidad y la guerra. Astarté, una diosa importante dentro del panteón minoico, era la versión helenizada de la diosa del Medio Oriente Ishtar, y fue adoptada más tarde por la religión grecorromana bajo las formas de Afrodita, Artemisa y Juno.

En palabras de Owens: "No hay duda de que estamos hablando de un texto religioso. Esto queda claro al compararlo con las palabras religiosas de otras inscripciones procedentes de los montes sagrados de Creta, además de otros textos. Algunas de las palabras son exactamente las mismas."

Y añade: "Sospecho que el Disco de Festos es un himno religioso a Astarté, diosa del amor."

Owens cree asimismo que una de las caras del disco está dedicada a la diosa madre y la otra a Astarté.

La importancia de la luz y la maternidad

Owens observa acerca del simbolismo del Disco de Festos que Astarté está vinculada a la maternidad, el centro del universo y la creación: sin ella, nada existiría. También incluye en el mensaje del disco el concepto de luz: el académico británico señala al respecto que el significado etimológico de la palabra Festos está relacionado con la luz.

Owens, en colaboración con John Coleman, profesor de fonética de la Universidad de Oxford, ha conseguido transcribir hasta ahora el noventa por ciento de la inscripción del disco. La comprensión del mensaje, por tanto, no es el resultado de una traducción directa, sino de la vocalización de la lectura que se deriva de la decodificación de los antiguos jeroglíficos realizada por Michael Ventris.

Se atribuye al genial lingüista inglés Michael Ventris el haber descifrado junto con John Chadwick y Alice Kober el lenguaje Lineal B. En palabras de Owen: "Gracias a Michael Ventris, que consiguio descifrar el Lineal B, sistema de escritura [...] de la época micénica, podemos ahondar aún más en el pasado de la Creta minoica y leer inscripciones minoicas."

El Dr. Owens ha explicado asimismo a Iefimerida que aunque han logrado decodificar la lectura del noventa por ciento de la inscripción del disco, sería atrevido por su parte asegurar que serán capaces de descifrar su significado y su sentido en su totalidad. El problema, apunta, reside en la comprensión del antiguo mensaje más que en su transcripción.

No todos coinciden con la decodificación del Disco de Festos realizada por Owens y Coleman. Entre las interpretaciones anteriores del posible significado de los jeroglíficos grabados sobre el disco están las de que fuese una antigua oración, un juego de tablero, un documento astronómico, un mensaje de la Atlántida, un relato de adventuras, una descripción del mítico laberinto, un calendario solar o un texto relacionado con ritos de iniciación para mujeres jóvenes.

La nueva interpretación, vinculada a la diosa Astarté, podría arrojar nueva luz sobre la cultura y los sistemas de creencias de los antiguos minoicos, y se añade al siempre creciente cuerpo de conocimientos que rodea al misterioso Disco de Festos.